Si he de perecer al abrigo de este manantial,
abrupto, dominante, de fluido reino.
Que no me vuelva loza de mármol,
su frío carácter de primavera postergada,
que deje que el despertar del sol me sonría,
que la luna en su guardia me bese
mientras sus aguas me acarician el descanso...

viernes, 24 de marzo de 2017

No puede el destino…


Fotografía de Evelina Pentcheva, fotógrafa nacida en Europa del Este… El arte de Evelina es una promesa que te lleva a un viaje mágico de auto descubrimiento y belleza más allá de lo que el ojo pueda concebir…http://evelina.me/




No puede el destino…

Ahí se equivoca el destino, 
la dulzura cae a la hierba 
la atiende el sol de Marzo
dando paso a las horas 
por el arrebol de las rosas . 
Es desconocido el olvido, 
allá, los amantes son arcilla,
una virtud de barro y agua, 
no cifra modelar designios.
Lo seco, amor, se humedece, 
al ascender a la vega con sed . 
Tú dices, que habrá de llegar
el largo giro de la gaviota 
al fondo del estrecho ribazo. 
Se vino del mar de mi boca 
 entre las verdes espigas 
que serán el trigo dorado.
Pan amasado con tus labios.


No puede el destino amor, 
con el perfume fluido de la flor
silente en el destello de la tarde.
Tiembla la emoción del tiempo 
en el limpio cielo azul de tus ojos.
Astro pleno, vibrante, trasmigras 
 al callado llano, inaccesible,
a por vino y néctar prohibido. 
Somos los amores proscritos
conscientes del salto del agua
en los estrechos y llanuras, 
legítima pleamar de los cuerpos,
atenúan al mármol con el fuego
del deseo derramado en la piel. 
No, no puede el destino lograr
que al reposo de la tierra se vayan
sin gestar en las laderas, flores,
y bahías en sus ángulos secretos.

jueves, 23 de marzo de 2017

Dormida


Dormida

Otro más, un  día, como los demás
vive en mí, como cualquier otro,
y sin embargo, me quiere atrapar…
¡Atrapar digo!, Trae en su envoltorio
sueño de mil lunas recostadas al sol.
Y yo, ciega me voy sin voluntad
hacia su sedante pecho, insinuante…,
¡Maliciosa sonrisa la de Morfeo!
Tanto tiempo queriendo atraparte,
y hoy hurgas en mi sonrosada prisa,
diosa ladina y esquiva…, ¡La prisa!...
¡Vuelve aquí ahora mismo, te digo!
Levántame de esta playa arropiera,
sus bucles me cubren de primavera,
me dan a beber el sueño de las flores
de invierno, y dormida  me quedo.

¿Alguien osa a bien en despertarme?,
Son de terciopelo estos brazos…,
¡Ay, que bien sabe esta dulce miel!,
Hay siete maravillas…, ¡Siete digo!,
Pues ganas de contar no tengo…,
soñar, soñar dormida a ser posible.
El gozo de la mañana me ilumina
con sus luceros del alba despiertos…,
y yo, dormida, ni el aliento estridente
de las campanas en cuadrilla,
logran que habrá mis ojos a este día.
_Mira que trae hoy hachas el aire,
afiladas y cortantes, no te despiertes _,
Me dice Morfeo, con su voz profunda.
 Dormida en el estanque de sus tranquilas
 aguas…, estoy,  ¡Despiértame si puedes!. 

martes, 21 de marzo de 2017

Pregunta
























Pregunta

Satírica pregunta se ríe de mí
enseña sus blancos dientes,
solitaria, tenaz su consistencia,
arpegiándose en el opaco arbóreo,
paralelo al mosaico de perla gris,
arrebatada a los sesgados cauces
del horizonte de la maleable arcilla.
Íntima se come su pan esquivo,
consciente de su geografía grácil,
de danza vieja, de aroma sublime,
mirándome con rostro de piedra.  
Presiento su terco y delgado sigilo,
de pie, en fraternidad con el éxtasis  
mordido de flema por toda su piel.
Y yo esquiva amparo la duda…,
¿He de morir de sed, sin riesgo
a tocar su agua?..., Altivo símil,
son los frutos de las viajeras nubes,
como inhóspitas espinas de grosella,
me señalan con sus inflamados ojos,
la herida de la cordura más frágil.
¡Contéstame, soledad sin nombre!,
Las voces adulteradas no cesan
de botar barcos a destinos inciertos.
Se despereza este miedo en su raíz
enardecido de luz por encender
en el esplendor del pecho de la tierra.
Es activo el fuego en los labios,
amueblado de idilio de mi, para ti,
en una naciente estrella que prende
tristeza en sus rodillas de escolta.
Por eso al cerrar una afirmación,
se abre la conjetura más pueril
…, ambigua confusión me des,
a fuerza de soñarte despierta…

lunes, 20 de marzo de 2017

Ahora


Ahora

Ahora están sordos los colores
fluyen bajo el acoso de la luz
hechos jirones fragmentados.
Hay un eco sordo de espumas,
tras el ceño del reacio amanecer.
Abren vagas sombras de quietud,
rasgan la nitidez de este amor…,
por su tierra, por su mar cerrada..,
en el viajero arrepentido instante
del deseo…, implacable su ímpetu
bajo las cenizas de los despojos.
Sus ojos humean caducada dicha.
No fue su sino respirar eternamente.  

Ahora las hojas de rostro dulce
pasean con sus alas el mirar azul
en la oración del discreto cielo…,
quedan en las ramas.., verde danza,
aureola brillante en el espeso aire.
Se solapa la lluvia tras el espíritu
tranquilo de las flores de marzo.
Oscuro capricho el de la herida
oprimida, que como alondra cae
cantando nostalgias, llantos de laúd,
desgarrados vagan, de lento rumor,
delimitando la sed de la amargura,
en vivir esperanzada por tenerte.  

martes, 14 de marzo de 2017

Tengo tantas cosas que decirte

Pintura de la pintora francesa contemporánea Francine Van Hove (nacida el 5 de mayo de 1942) http://porelamoralarte.blogspot.com.es/…/las-impresionantes…

Tengo tantas cosas que decirte

Tengo tantas cosas que decirte,
se me embate en balbuceo
las sílabas caídas de este mar
de silencios inquietos, ignotos,
esperando su elocuente traje.
Conversos a mi quebrada voz,
son fantasmas en mi garganta,
y en tu alevoso oído ausente,
palabras huérfanas sin cuerpo.
Caminan por las calles solitarias,
de una ciudad de aire cadáver…,
a su paso, se abren las ventanas,
torciendo el dintel de sus ojos.

Se me agota esta otoñal colina
de voluntades en mis labios…,
¡Y, tengo tantas cosas que decirte!,
Aleja la sed de la nieve por el frío,
soterrada en la vetusta hiedra    
del  jerárquico dolor infame...,
Secuaces sombras sin venas
buscan momentos exiliados,
fundidos en la honda espuma
del celo que a la verdad sostiene...
Y el tiempo deja grietas en el habla,
con hambre en el pétreo rostro.
 sin pundonor  en sus horas muertas.

¡Tengo tantas cosas que decirte!
Declamo muda, la real deferencia
en la salvaje espada de tu norte,
¡Aléjame de la orilla de mis lágrimas!,  
Libre de señales sesgando recuerdos,
Ya soy fiel a los caminos nobles,
con su lenta escarcha sin fecha,
hechos de esperas y trayectos.
Capaz me siento de inventar la prisa
en los surcos vírgenes del  ocaso.
Subir al balcón de la enjuta escasez,
abrir su dialogo de lamentos
en las páginas de sus opacos cristales.

¡Tengo tantas cosas que decirte!
Se me agotan las palabras, la voz,
Y aún no te he dicho nada…

domingo, 12 de marzo de 2017

Mi suerte


Mi suerte

Mi suerte viene con el alba inaccesible,
abierta de rejas, sin tiempo retrasado,
atraída por la desnuda charla de las hojas
de rostro ocre, que sin queja, ni apelación,
se despiden en la época de las nueces.

De la hermosa y dulce sonrisa del verde
tejido como alfombra frente a mis ojos…, 
es, y será la caricia que sin prisa me tatúa. 
No hay un hijo ilegítimo para ese creador,
y a mí, su esencia desleída me encumbre.

Aquí, allá, clama un nacido consorte, 
irreverente voluntad del alterado cielo,
envuelto en su túnica de tempestad…,
inhóspito tropel de nubes del ocaso...,
sostiene su vigilia, llorando sus rumores.

Esa brisa que me juega al escondite,
llegó temprano a mi diligente destino...,
bailarina eterna, me viste de primavera, 
donde mi suerte me viene madrugando, 
de su campo de espigas indestructible.

sábado, 11 de marzo de 2017

A pesar de todo


A pesar de todo

A pesar de todo, del vacío hueco
de la desnudez de una promesa,
negada con desaire al aura del edén.
En ese rincón donde nadie toca..,
…estás.

Abanico de colores, yema  de mis frutos,
no me quiero libre de tus consignas,
sin ti, se marchitan las flores de mi sentir,
potente raíz, heredad de mis agonías...,  
…ven.

Pasando al presente hacia el futuro,
mi morada siempre espera tu llegada.
Trocito de cielo, baja hacía mi orbe
Sin demora, invadiendo mi estadía…,
… te espero.

Naciste desafiando el cruento fuego
para ser emperador de mi alta cima.
Dame el valle extendido en tu surgir,  
retenido entre sabanas blancas…,
…encendido.

Sabes ser maestro de la arcilla,
modelar con esmero mis estrados,
traducir mis enigmas sin una calve,
bendito acueducto en mi reserva…,
…quédate.

Mi boca se derrama, voluble grama,
necesidad insaciable, calidoscopio
en sus colores, me bebo tus perfumes,
ansío el delirio de todas tus órbitas…,
…ámame.

Solaz aprendido en tus manos,
se te regala alpinistas, la montaña,
su clima es tu aventura por descubrir,
jinete de mis inherentes tierras…,
…cabalga.

Somos dos y este torrente de sueños,
frente a este valle que nos comulga,
certero, cambiado de túnica su piel.
A pesar de todo, esbozo en mi hilar...,
…te quiero. 

viernes, 10 de marzo de 2017

Vulnerable



Vulnerable

Se fue la estación de su cauce
a merced del sueño del otoño,
pues crecerá por Mayo la hierba
sobre todo lo perdido del ayer,
ignorado en la huella de lo justo.
Son las primitivas aguas blancas,
en su lenta transparencia triste.
A olvidados prados va su cuerpo
acuoso.., ¡Que en el mar se pierda!
Con sus altas brisas llenas de fiebre.
Y por llegar al cenit que las derrama,
fallezcan en el foso de los secretos.

Danza de los inventados dioses,
sombra vacía de mera vanidad,
sin luz en el amonestado ruido.
Ya va crecido en su peso de aire,
pétrea risa bosqueja melancolía,
tarea impuesta en el solaz penoso
al romper la inocencia de la niñez.
Voy y vengo al fondo de la lágrima,
haz de perlas en el dolor del niño
tendido en el sueño del paisaje…,
Casi roza el indulto de una mirada,
roto y oculto en brazos del tiempo.

miércoles, 8 de marzo de 2017

Mentira



Mentira

Presiento reinventada la mentira,
avarienta mentira alza su reino,
torna lo sencillo alma zarria volátil,
propio de las sombras infieles .
Aún recuerdo aquel pasado azul,
distanciado de las formas barrocas,
sin fatigar por dentro el futuro.

Humildes son las líneas en su latir
enyerbando el silencio del estanque
de rectas estatuas mirando al sur.
A ningún sitio van las palabras banas,
como su sordera de papel mojado...,
quizá al libro cerrado por escribir,
pues aún nada sabe de la blanca luz.

Intachable la memoria cobijada
en este pensamiento respirado
a destiempo…, atrás la voz ruin,
el aire se bebe su andar de laúd.
Huésped oxidado, la verdad gime
cuando tus cuerdas altaneras
desafinan, bífidas engañando.  

Qué importa ahora, si el sí,
es no…,  es charco de ingratitud
sobre la cima de los humedales,
ciego canal, al romper la palabra
precediendo la duda ante lo justo.
No me muerdes, dura piedra añil,
tu urdida fuente fluye sin virtud. 

martes, 7 de marzo de 2017

Regálame un trocito de tu mar


Regálame un trocito de tu mar

Regálame un trocito de tu mar abierto
urgida tierra adentro, nací refugiada.
Soy de los remotos colores del paisaje,
permanente, de celada interrogación.

Solo me abrigan los parpados inquietos
de la asombrada  mirada absorbente,
en la opulencia de las densas fragancias,
cuando el tallo llama al árbol escondido.

Milagro sonido alimentando las voces,
crea copas llenas y placidas colinas,
allí donde la huella busca senderos,
y sus latidos sobre la hierba,  se oyen…

Perenne abro surcos buscando olas,
tan frágil se incendia el fecundo secreto,
al quemar el sol su vulnerable ropaje.

Tibia en apariencia la llaga desnuda
sostiene en pie el inalienable universo,
prisionero en la floración obediente.

Vagamente esperan sus vedes venas,
acompasar la brisa con su aliento,
grácil flauta de viento, estremece
el invisible vuelo de la efímera mañana.

Regálame un trocito de tu mar soñado,
regresar del exilio de pájaros rapaces,
me llaman las mareas de flor de espuma,
dormir en su cálida arena, contigo quiero. 

lunes, 6 de marzo de 2017

Por si vuelves


Por si vuelves

Busqué la brújula en los espejos 
cuando evocar podía tu despedida, 
sin saber el límite del hondo nacer,
del terrible deshacimiento del fondo 
de aquella tarde sin memoria…


Perdida en el tiempo inexplicable, 
a la deriva, en el aire de tu aliento. 
Irrealidad de las recónditas fronteras 
de un cándido sueño inalcanzable,
su blanca certeza es invadida de frío.


Conoce la sed de vino en los días, 
de sal en los océanos perturbables. 
Amor mortal, te siento espectro…, 
con armadura de lirio en mis pupilas. 
y reticente voz destilas en mis sienes.


Por muy lejos te lleve los peldaños
del emigrado rumor de la derrota, 
abriré los puertos a esta piel, 
evocando su despertar olvidado,
mercado de invierno en su estepa.


Amor perdido, por si vuelves, 
y no encuentras la llave.

viernes, 3 de marzo de 2017

Silencio huérfano


Silencio huérfano

Silencio huérfano, prisionero,
en las manos de la memoria.
Transpira la deuda de nadie,
desgarrando mi sutil tacto, estará,
sin quejarse del exiliado polvo
exudado por la llama olvidada.
Usaste mi atlas sin distraerte
en los desvíos de dolor sobrado.

Que importa quién me tiene,
ahora, fugitiva de tu sombra…,
viento sopla en los acentos  
en la ruta herida a la soledad,
deshojada de lazos florales,
de tu perpetuo perfume vándalo.
¡Si se tornase corriente dulce,
en los brazos de tu ruin aliento!.

Aprenderé a amar la ceguedad,
víctima de los días sin rostro,
regalados por el triste simular
del atardecer del último engaño.
Convulsión de nostalgias fuiste,
con sonido de rígidas piedras,
agotados de suspiros nevados,
tallados tras el tálamo de mi boca.

El eco de la ausencia me persigue,
con su alma de nada pausada.
Sumada de conciencia en mi duelo,
ajena a la sedienta lluvia circulante,
detenida como pájaro de febrero,
en las envolturas de mis pestañas,
aunque el canto de mar se asome
al sopesar que brilla en mis pupilas.